Fondo de Dotación para la Misión

El fondo de dotación para la misión de la Espada del Espíritu

¿Qué es?: En este tiempo de gracia que el Señor nos ha dado en la Espada del Espíritu, en este tiempo en que él está abriendo puertas para la misión, vemos claramente que la obra sobrepasa nuestros medios. Los presupuestos de cada región son escasos y aun así surgen oportunidades misioneras. Como respuesta a estas circunstancias, la Asamblea Internacional de la Espada del Espíritu ha autorizado el establecimiento de un Fondo de Dotación para ayudarnos a perseverar vigorosamente en la misión que el Señor nos ha dado.

¿Cómo funciona?: El Señor ha bendecido abundantemente las finanzas de algunos miembros comunitarios. Se ha pedido a coordinadores de todas las comunidades de la Espada del Espíritu que consideren quiénes podrían tener los recursos para dar un monto substancial – al menos US$10.000 – para el fondo de dotación. Es un llamado serio. Nos gustaría que el fondo tuviera al menos $1.000.000, invertidos sabiamente en una variedad de proyectos, para que únicamente con lo que se genera de intereses se pueda proveer para la obra misionera.

Cabe notar aquí que la idea de crear un fondo de dotación se alinea con las buenas prácticas aplicadas por organizaciones sin fines de lucro y se adopta para asegurar su continuidad y crecimiento. El fondo es manejado por un pequeño equipo supervisado por el Presidente de la Espada del Espíritu, usando una buena y apropiada política de inversión junto con un sistema transparente de reportes al Consejo Ejecutivo Internacional de la Espada del Espíritu.

¿Qué ayuda a lograr?: Hay grupos en varios lugares que desean unirse a nosotros. En África no hay comunidades de la Espada del Espíritu, miembros comunitarios, especialmente de Europa y la India, están trabajando juntos para conocer grupos interesados y construir relaciones – ofreciéndoles la sabiduría sobre construir comunidades cristianas que el Señor nos ha dado a lo largo de los años. También han surgido oportunidades en el Pacífico Sur donde estamos en contacto con varios grupos interesados en asociarse cercanamente a nosotros. Y también, por supuesto, ha habido una rápida expansión en el Medio Oriente y en el amplio campo de las universidades alrededor del mundo.

Estas empresas requieren el trabajo de individuos y equipos – miembros de la Espada del Espíritu – y los gastos básicos de comida, hospedaje y, especialmente, los tiquetes aéreos. El contacto frecuente es una necesidad: visitas únicas no logran el cometido de edificar o de entretejer a la gente unos con otros. Y estas no son unas cómodas vacaciones para satisfacer a los desenfrenados. Son viajes que requieren el servicio de varios de nuestros hermanos más responsables y con más dones pastorales para reunirse con grupos e individuos, dar charlas, hacer trabajo manual como expresión de solidaridad con aquellos a quienes estamos conociendo.

Donar para el fondo: Para cumplir con la misión que el Señor nos ha encomendado necesitamos fe, oración, visión y, además, hombres y mujeres dedicados al Señor que son generosos con su tiempo, talentos y dinero. Durante la última década varias personas han dado un paso al frente para contribuir $10.000 o más al Fondo de Dotación – por sobre su responsabilidad normal de diezmo y contribución para la misión, por supuesto – y hasta la fecha hemos recaudado casi $900.000.

Contáctenos: La misión de la Espada del Espíritu es de todos sus miembros. Si el Señor le está invitando o animando a considerar donar generosamente al Fondo de Dotación, si en este tiempo de su vida, en este tiempo de gracia, tiene la convicción de dar más allá de su diezmo y su contribución para la misión para apoyar la misión internacional, contáctenos y le contactaremos con Jean Barbara, el presidente de la Espada del Espíritu.

Si necesita que le aclaremos algo más antes de tomar su decisión, contáctenos.