Nuestro compromiso

Nuestro compromiso

Our Commitment

Los miembros de la Espada del Espíritu están comprometidos a estos aspectos para mantener la unidad, tomando en cuenta la diversidad a nivel local y regional.

1. Nuestro llamado e identidad
Como miembros de la Espada del Espíritu compartimos una identidad en común y el mismo llamado profético recibido del Señor. Servimos a la iglesia como una comunidad de comunidades, ecuménica, internacional, carismática e intergeneracional. Somos una comunidad de discípulos en misión.

2. Nuestro compromiso
Nuestras comunidades están comprometidas unas con otras mediante nuestra alianza de membresía y por lo tanto cada miembro tiene un compromiso personal con los miembros de las otras comunidades. Cada alianza local expresa en lo esencial la misma forma de entender nuestro compromiso con Dios y unos con otros como miembros del mismo pueblo.

3. Nuestro modo de vida
Se nos reconoce como un pueblo porque tenemos un modo de vida que practicamos en todas nuestras comunidades, el cual incluye culto caracterizado por la alabanza carismática, apertura a los dones del Espíritu, y escucha de la Palabra de Dios en la Escritura. Este modo de vida se forma en nosotros y se transmite por medio de un conjunto de enseñanzas básicas y un proceso de iniciación impartido en todas las comunidades.

4. Cuidado comunitario
Nos damos apoyo continuo unos a otros como miembros de comunidad. Esto se hace posible al tener como comunidad un patrón de vida, un enfoque pastoral para cuidarnos unos a otros, tanto familias como solteros, un proceso para identificar y entrenar líderes, y una visión integrada para la labor con nuestra juventud tanto a nivel local como regional

5. Nuestra misión
El centro de nuestra misión puede ser descrito como la edificación de un baluarte, esto es predicar el evangelio y edificar comunidad Cristiana. Por lo tanto mantenemos activamente un enfoque hacia la evangelización que atrae a otros a nuestra vida. Nuestros miembros están comprometidos con nuestra misión y se involucran en ella local, regional e internacionalmente.

6. Nuestro gobierno
Nuestro gobierno nos ayuda a proteger y promover la vida y misión que tenemos en común. Cada una de nuestras comunidades tiene una constitución que incluye un conjunto de elementos que se requieren. A nivel internacional tenemos en común un gobierno federal de naturaleza representativa y colegiada. Este resguarda el núcleo común, apoya y protege a las comunidades miembros, y coordina nuestra misión común.

7. Relaciones intercomunitarias
Procuramos apoyarnos unos a otros internacional y regionalmente como hermanos y hermanas en el Señor. Para lograrlo, proveemos oportunidades de estar unidos y medios de compartir los recursos humanos y materiales que se necesitan para la realización de nuestra misión.

Fortalecer nuestro modo de vida

Hay otras áreas que caracterizan nuestro modo de vida y hacemos énfasis en una de ellas cada dos años por medio de enseñanzas, conferencias, retiros, etc. Estas son la celebración del Día del Señor, la donación financiera, la oración personal, el servicio comunitario, la misión y la evangelización, la vida de familia y el cuidado mutuo.