Estar en misión

Estar en misión

Creemos en la misión evangelística – en contarles a otros las buenas nuevas sobre conocer personalmente a Dios a través de su Hijo Jesucristo y experimentar la vida transformadora de su Espíritu Santo. Contarles a otros estas buenas noticias es una parte integral de la vida cristiana según se retrata en el Nuevo Testamento.

Nuestras comunidades están involucradas en la misión con los jóvenes, estudiantes universitarios, profesionales jóvenes y familias – y, en algunas comunidades, una misión especial con personas que son marginados sociales. Parte de nuestro trabajo de misión se hace de forma individual y otras veces como comunidades o en misiones regionales.

Las comunidades a menudo proveen un contexto para hablar a otros sobre la vida en Cristo. Podemos decir simplemente, “vengan y vean” (Evangelio de Juan 1:39).

Creemos que Dios ha llamado a la Espada del Espíritu a existir en estos tiempos en los que la sociedad se hace cada vez más hostil hacia el mensaje de Cristo y se fragmenta cada vez más. Las comunidades cristianas proveen una fortaleza y un apoyo a los cristianos de forma individual, y nosotros creemos que a toda su Iglesia.

Creemos que estos nuevos tiempos, igual que muchos en la historia, están llenos de oportunidades para contarles a otros la buena noticia de que existe un Dios, un Padre amoroso, que cuida a cada persona.  Creemos que los cristianos están llamados, no a una vida de autoprotección, sino a extender el llamado a todos – reconciliarse con Dios a través de Cristo, su Hijo amado, y a empezar a vivir una vida de bendición para siempre. Aspiramos a ser, como dice nuestro lema, “una comunidad de discípulos en misión”.