¿De qué lado estás? – Los Testigos de la Pasión

¿De qué lado estás? – Los Testigos de la Pasión

< Anterior  –  Siguiente >

– por Carlos Mantica

XVII. El Apóstol Juan
Junto a la Magdalena y María está un chavalo. El más chavalo de los apóstoles, a quien el Señor concederá luego llegar a una edad tan avanzada que se corrió la creencia de que no moriría nunca. Es el Apóstol Juan. El místico y poeta del grupo.

Todo en él nos habla de su juventud. En Getsemaní lo quieren agarrar los guardias, del vestido seguramente, y entonces como lo hacíamos nosotros mismos cuando jugábamos “Arriba la Pelota” en las calles, se quita la ropa y huye desnudo dejando al guardia con la ropa en la mano. Pero ha sido más bien una retirada estratégica y no una huida. Junto con Pedro sigue al Señor de lejos y junto con Pedro se mete en la casa de Anás. Es el que mejor narra todo lo que pasó esa noche.

En algún momento es él quien le avisa a María lo que está pasando y la acompaña a lo largo del viacrucis y al pie de la cruz. Ya no separará nunca más de ella. Al recibir de María Magdalena la noticia de la resurrección es el primero en llegar al sepulcro porque corría más rápido que Pedro.

Juan permanece en todo momento al lado del maestro. Aunque no pueda hacer nada, no lo niega ni lo abandona.

___________

Carlos Mántica es uno de los Fundadores de la Comunidad Ciudad de Dios en Managua, Nicaragua y uno de los líderes fundadores de la Espada del Espíritu. Sirvió como presidente de la Espada del Espíritu entre 1991 y 1995. Adaptado del libro ‘De huevo a pájaro’. © 2001, Carlos Mántica.

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.