¿De qué lado estás? – Los Testigos de la Pasión

¿De qué lado estás? – Los Testigos de la Pasión

< Anterior  –  Siguiente >

– por Carlos Mantica

VII. La turba portátil
Veamos ahora cómo funciona la turba portátil para formar la opinión pública. La voz del pueblo.

Detrás de ella están los que tiran la piedra y esconden la mano. Los que intrigan sin dar la cara. Los encontramos cerca de la cruz en Mateo 27: 41-42:  “Igualmente también los jefes de los sacerdotes, burlándose unos con otros, (Es decir murmurando y pasándose la consigna entre sí) decían: A otros salvó y no se puede salvar a sí mismo. Si es el rey de Israel que se baje de la cruz y creeremos en El.

Los guardias son los primeros en repetir la consigna. Lo recoge Lucas 23: 36: “Ahora bien, también los soldados se burlaban de El diciendo: Si tú eres el rey de los judíos, sálvate a ti mismo”.

Es pura coincidencia. Pero la portátil va repitiendo la consigna hasta que finalmente, como recoge Mateo 27: 39-41: “Ahora bien, los que pasaban le injuriaban moviendo sus cabezas y diciendo: Tú, el que demueles el Santuario y en tres días lo reconstruyes, sálvate a ti mismo, si eres el Hijo de Dios y baja de la cruz”. (¿Dónde escuché eso antes?)

Fíjense que Mateo apunta que son los que pasaban, porque Cristo fue crucificado a la orilla del camino y cerca de la puerta de entrada a Jerusalén en un día de fiesta en que la ciudad se llenaba de gente por la cercanía de la Pascua. . Son los que pasaban y sin embargo ya saben algo que solo suponen saber los que estaban en la casa de Caifás y el Sanedrín. Que se le acusó falsamente de haber dicho que podía destruir el templo y reconstruirlo en tres días. Y repiten lo que los organizadores de la concentración decían solo entre sí: Sálvate a ti mismo y bájate de la cruz.

Que papel más triste el de la turba. Que papel más triste el de las portátiles llevadas por la necesidad y el servilismo. Y que papel tan triste el de quienes repetimos con tanta facilidad lo que otros quieren que digamos sin haberlo sopesado primero en nuestro corazón. Muchos más han sido crucificados y continúan siendo crucificados por nuestra lengua. Por la opinión pública.

___________

Carlos Mántica es uno de los Fundadores de la Comunidad Ciudad de Dios en Managua, Nicaragua y uno de los líderes fundadores de la Espada del Espíritu. Sirvió como presidente de la Espada del Espíritu entre 1991 y 1995. Adaptado del libro ‘De huevo a pájaro’. © 2001, Carlos Mántica.

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.