Semana de oración por la unidad de los cristianos 2020

Jesus' Prayer: Father, make them one

Semana de oración por la unidad de los cristianos 2020

El ecumenismo de sangre
18-25 de enero, 2020

Bienaventurados los que sufren persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. (Mateo 5:10)

Contenido

Introducción
Sábado 18 de enero: África Subsahariana
Domingo 19 de enero: India
Lunes 20 de enero: Europa Occidental
Martes 21 de enero: Sureste de Asia
Miércoles 22 de enero: Turquía
Jueves, 23 de enero: Las universidades
Viernes 24 de enero: Egipto
Sábado 25 de enero: Sudamérica

Introducción

La Semana de oración por la unidad de los cristianos es una observancia u “octava” de oración que dura 8 días. Ha sido así desde que se inició este movimiento internacional en 1908.

¡Este es ya el 10º año que participamos en esta práctica que se realiza a nivel mundial! De la misma manera que el año anterior, queremos asumir un enfoque especial para los materiales utilizados en nuestra práctica basados en el concepto de ‘Ecumenismo de sangre’.

El ‘Ecumenismo de sangre’ es un concepto sencillo: escuchar acerca de la persecución de nuestros hermanos y hermanas cristianos alrededor del mundo es algo que habla directamente a nuestros corazones. A medida que escuchamos acerca de sus sufrimientos, nuestros corazones claman en intercesión; las diferencias teológicas disminuyen su importancia mientras oramos por su protección. El ‘ecumenismo de sangre’ es ante todo un ecumenismo del corazón.

También existe un nivel más profundo del ‘ecumenismo de sangre’, envuelto en el misterio de la persecución y el martirio. El Padre hace que venga su Reino; esto incluye la unidad de su Reino, por medio de las semillas de su iglesia sufriente. En ese sentido el ‘ecumenismo de sangre’ es una parte del gran misterio de Dios que trae la salvación y la unidad al mundo.

Este año queremos utilizar la observancia de esta práctica para explorar estos temas y dejar que ellos formen nuestra intercesión por la unidad del pueblo de Dios.

¿Cómo haremos esto? La ‘semana’ de oración en realidad es una ‘octava’ o sea, 8 días de oración. Cada uno de los 8 días nos enfocaremos en una parte diferente del mundo y examinaremos la persecución del pueblo de Dios en ese lugar.

Examinaremos lugares en donde la persecución es más evidente y lugares en donde es más sutil. Examinaremos la persecución por parte del extremismo hindú, del extremismo islámico y las presiones seculares en muchos ambientes del primer mundo. También tendremos cada día un texto de la Sagrada Escritura para meditar y dos ensayos cortos sobre el tema por el Dr. Dan Keating y Jean Barbara.

Que el Espíritu Santo nos dirija y nos dé la gracia mientras buscamos entender, apreciar e interceder por la unidad de la iglesia sufriente alrededor del mundo.

También hemos incluido una breve oración para el Día del Señor que se puede insertar en la sección que sigue a la bendición del vino, que puede ser utilizada como las otras variaciones para los tiempos del año cristiano en las oraciones del Día del Señor.

Por favor utilicen este material del modo que sea más provechoso en su tiempo de oración personal o familiar durante esta temporada de oración.

 

Sábado 18 de enero: África Subsahariana

Texto bíblico para el día: Juan 15:18 “Si el mundo los odia, sepan que a mí me ha odiado antes que a ustedes.”

África Subsahariana: En África, el cristianismo está experimentando un crecimiento explosivo. Como establece un reporte reciente de Pew: “Para 2060, una gran proporción de los cristianos serán de África Subsahariana: más de cuatro de cada diez, a partir de un poco más de 26% en 2015.”  Esta es una estadística impresionante: 40% de los cristianos de todo el mundo residirán en África Subsahariana.

A pesar de este crecimiento y de muchos ejemplos positivos de cristianos y musulmanes que conviven en paz en el sur de África, existen varios países donde los cristianos están bajo amenaza y se les impide ejercer sus libertades religiosas. Unas de las peores persecuciones contra los cristianos están sucediendo en Nigeria, Eritrea, Sudán y la República Centroafricana. Para la mayoría de estos países la persecución viene de extremistas musulmanes.

Uno de los sobrevivientes de la República Centroafricana describió de esta manera un ataque ocurrido en mayo de 2019:

“Varios sicarios islámicos armados, usando uniformes militares y armados con rifles automáticos llegaron a mi aldea y pidieron ver a los líderes de la comunidad para organizar una reunión general,” dice Alfonso, un sobreviviente que fue herido en el ataque. “Entonces reunieron a la gente bajo un árbol de mango,” dice; “luego empezaron a atarnos. Me arrancaron mi camiseta para atarme los brazos,” continúa Alfonso. “Nos apilaron unos encima de otros, y empezaron a disparar. Se sentía como si fuera una lluvia de balas.”

Actos similares de violencia están ocurriendo en toda la región. Según un informe reciente de la organización Puertas Abiertas EUA, uno de cada 6 cristianos en África experimenta altos niveles de persecución.

Intercesión: Señor, obra poderosamente en estas graves circunstancias. Atrae hacia ti a toda la gente de la región subsahariana y apártalos de la venganza. Por favor dales sabiduría, paz, protección y valor a las iglesias y a sus líderes para que, ante esta persecución, puedan continuar construyendo el Reino de Dios en África.

Lee el artículo por Dan Keating: Ecumenismo de sangre

Domingo 19 de enero: India

Texto bíblico para el día: Mateo 5:10 “Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos.”

India: El hinduismo es la religión mayoritaria en la India, seguida por el islam y el cristianismo. Según la tradición india, la fe cristiana fue introducida en la India por el Apóstol Tomás, que llegó a la costa Malabar, en el sureste de la India, en el año 52 d.C.

Desde ese tiempo, el cristianismo ha tenido una presencia pequeña pero activa en ciertas partes del país (aunque es pequeña en términos de porcentaje, existen 28 millones de cristianos en la India).

Los cristianos en la India están representados principalmente por la Iglesia Católica de ritos malabar y latino, y la Iglesia Ortodoxa de Malankara. Existe también un fuerte crecimiento entre las comunidades evangélicas y pentecostales.

Sin embargo, la India también está viendo un aumento dramático en la persecución, a medida que más y más iglesias y cristianos individuales han sido víctimas de ataques, principalmente por parte de extremistas hindúes. Los últimos datos indican que los casos de odio y violencia en contra de la minoría cristiana en la India subieron un 57 % en los dos primeros meses de 2018. Según la Fraternidad Evangélica de la India, se documentaron un total de 77 incidentes contra cristianos entre los meses de enero y febrero de 2019. Además de los casos de ataques con violencia, se registraron casos en los que los cristianos enfrentaron boicot social y han sido expulsados de sus poblados o forzados a escapar para salvar la vida.

Aquí están solo dos ejemplos de incidentes que ocurrieron el verano boreal pasado. El 28 de julio, mientras estaba orando por su congregación, el Rev. Raju Prassad, pastor de una pequeña fraternidad cristiana en Uttar Pradesh, fue atacado, arrastrado fuera de su casa en la iglesia y apaleado. Fue acusado de convertir a los pobladores locales hindúes. En el mes de agosto los asistentes a una boda cristiana fueron atacados por una muchedumbre sij y amenazados con paliza y muerte. Se llamó a la policía, pero en lugar de arrestar a los autores del ataque, varios cristianos fueron arrestados, presuntamente por convertir a las personas.

Intercesión: Oremos por nuestros hermanos y hermanas en la India, para que el Señor los mantenga a salvo al pasar por esta persecución, y para que en medio de esta adversidad el Señor continúe haciendo avanzar la iglesia en la India.

 

Lunes 20 de enero: Europa Occidental

Pasaje bíblico para el día: Romanos 8:35 “¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿la tribulación? ¿la angustia?, ¿la persecución?, ¿el hambre?, ¿la desnudez?, ¿los peligros?, ¿la espada?”   

Europa Occidental: En Europa Occidental los cristianos no enfrentan tan seguido la misma amenaza de violencia directa como en otras partes del mundo. Sin embargo, en años recientes ha habido un severo aumento en la intolerancia y discriminación hacia los cristianos. La intolerancia se refiere a presiones sociales o culturales que en su peor forma pueden incluir crímenes violentos de odio. Un reporte reciente que clasifica a 200 naciones según la hostilidad social hacia el cristianismo, coloca al Reino Unido en el lugar 17º del mundo; Alemania estaba en el 23º; EUA, en comparación, estaba en el lugar 49º.

La discriminación incluye interferencia con la libertad de expresión de la religión, de conciencia, de asociación y reunión, derechos de los padres, remoción de símbolos cristianos en oficinas de gobierno, leyes que impactan negativamente a los cristianos, un acceso desigual a la justicia, todo esto permitido legalmente. El mismo reporte estima que, en el Reino Unido, las restricciones legales por parte del gobierno hacia los cristianos crecieron en un 60% entre 2000 y 2010. En Alemania, la cifra es de 23%. Según las palabras del Papa Francisco, existen dos tipos de persecución anticristiana. La primera es abierta, clara, explícita e innegable. La segunda es una ‘persecución educada’ disfrazada de cultura, disfrazada de modernidad, disfrazada de progreso.

El abandono de los fundamentos cristianos en Europa ha visto una mayor promoción de una gran variedad de derechos humanos en comparación con los principios religiosos. Los tribunales han presentado a la fe cristiana como irracional, con una tendencia que se inclina a estar en contra de la conciencia religiosa de los ciudadanos. Entonces la fe se convierte en un asunto privado, cada vez más eliminada del discurso público y del mundo del trabajo.

En este clima, se ha documentado un aumento en la cantidad de discriminación. Muchos de estos incidentes atacan nuestra libertad para obedecer la enseñanza cristiana establecida.

En Francia, un farmacéutico fue sancionado por rehusarse a vender un DIU, el dispositivo abortivo. En Suecia, donde no se les concede a los profesionales médicos el derecho a la objeción de conciencia, las parteras pro–vida que se rehusaron a participar en abortos perdieron sus empleos y las condenaron a pagar los costos del juicio en los recursos de apelación relativos a sus despidos. En Bélgica, un asilo de ancianos católico fue multado por impedir a los doctores administrar una inyección letal; y en Suiza, a un asilo de ancianos cristiano se le ordenó permitir en sus instalaciones el suicidio asistido a riesgo de perder su estatus de organización caritativa.

Intercesión: Oremos para que nuestros hermanos y hermanas en Europa Occidental puedan conservar la confianza para hablar y actuar de conforme a la ley de Dios.

 

Martes 21 de enero: Sureste de Asia

Pasaje bíblico para el día: 2 Corintios 12:10 “Por eso me complazco en mis flaquezas, en las injurias, en las necesidades, en las persecuciones y las angustias sufridas por Cristo; pues cuando estoy débil, entonces es cuando soy fuerte.”

Sureste de Asia: China, Vietnam, Malasia: De un poco más de 62 millones de cristianos que había en el Este y Sureste de Asia en 1970, el número de fieles había crecido hasta más de 266 millones para 2015. La Base de Datos Mundo Cristiano estima que para el 2050 habrá en Asia 430 millones de cristianos, cerca del 20 % de la población proyectada.

Según un reporte reciente, en Asia en el año 2018 cerca de 140 millones de cristianos sufrieron niveles elevados de persecución, lo cual describe la situación que está enfrentando la fe en China, como la peor desde la Revolución Cultural. Aunque casi todos están al tanto de la opresión religiosa en China, comúnmente se sabe muy poco de las dificultades en países como Vietnam y Malasia.

En Malasia es ilegal evangelizar a malayos, y los malayos no pueden convertirse a otra religión. En un incidente de gran repercusión que ocurrió en 2017, el pastor de una iglesia evangélica libre, Raymond Koh, de 63 años, fue secuestrado a plena luz del día y todavía está desaparecido. Un reporte reciente de la Comisión de Derechos Humanos de Malasia, presentado en el mes de abril de 2019, declaró que el Pastor Koh “fue víctima de una ‘desaparición forzada por agentes del Estado’ de la policía nacional” a causa de su misión evangelística.

Vietnam tiene un gobierno comunista represivo que persigue activamente a los cristianos. Aun cuando la práctica del cristianismo es legal, el gobierno lo sigue viendo como una amenaza. Los grupos tribales minoritarios, tal como los hmong, típicamente enfrentan las más duras y violentas formas de persecución. Pero las iglesias del país continúan creciendo, aun cuando experimentan formas de persecución religiosa abierta, así como formas más sutiles de persecución. A estos cristianos con frecuencia se les niegan servicios sociales, servicios públicos y educación en un intento de presionarlos para que rechacen su fe.

Intercesión: Oremos para que los cristianos de China, Malasia y Vietnam permanezcan firmes en su fe, a pesar de la oposición. Oremos para que todos los cristianos de Asia sean libres para practicar su fe en Jesucristo y para que su testimonio ante la persecución atraiga a muchos a Cristo.

Lee el artículo de Jean Barbara: Un camino hacia la unidad

Miércoles 22 de enero: Turquía

Pasaje bíblico para el día:  1 Juan 3:13 “No se extrañen, hermanos, si el mundo los aborrece.”

Turquía: Se estima que hay 194.000 cristianos que viven en Turquía, de una población de 81,9 millones. La inmensa mayoría de los habitantes de Turquía son musulmanes sunitas.

Muchos cristianos en Turquía son ortodoxos, y también hay muchos cristianos expatriados, incluyendo miles de refugiados de Iraq y de Siria. También hay entre 5.000 y 7.000 creyentes turcos que vienen de orígenes musulmanes.

Aunque Turquía se describe oficialmente como secular, el nacionalismo religioso ha crecido en años recientes.

Los cristianos de minorías étnicas establecidas tradicionalmente, tales como la ortodoxa griega, los cristianos armenios y siriacos, experimentan discriminación indirecta en los lugares de trabajo. La afiliación religiosa queda registrada en las tarjetas de identidad, de manera que es fácil discriminar a los solicitantes de empleo cristianos.

Los cristianos de orígenes musulmanes con frecuencia ocultan su fe. Si son descubiertos, enfrentan presión de parte de sus familias. Abandonar el islam se ve como una traición a su identidad turca y un motivo de vergüenza para la familia. Es posible que sean amenazados con el divorcio y la pérdida de los derechos de herencia. Aunque los convertidos del islam pueden cambiar legalmente su afiliación religiosa en sus tarjetas de identidad, puede ser un proceso difícil y angustioso.

Ha habido cristianos en Turquía que han enfrentado la prisión y la muerte por confesar su fe y por predicar el Evangelio.

A principios del siglo XX los cristianos sufrieron una persecución violenta cuando el Imperio Otomano persiguió de manera sistemática a los armenios que vivían en Turquía. Se estima que más de 800.000 armenios fueron asesinados en ese tiempo. Esto, por supuesto, ha tenido un enorme impacto en el tamaño de la población cristiana de Turquía.

Más recientemente, en 2007, tres cristianos que trabajaban en una editorial cristiana fueron torturados y asesinados brutalmente por extremistas islámicos. Dos de estos hombres eran convertidos del islam y el tercero era un cristiano inmigrante de Alemania. Otro inmigrante, Andrew Brunson, un pastor presbiteriano, fue encarcelado por dos años, de 2016 a 2018, después de ser acusado de terrorismo, espionaje y “cristianización”.

Intercesión: Oremos pidiendo una gran bendición para nuestros hermanos y hermanas de Turquía: que ellos reciban gracia para permanecer fieles y gozosos ante estas presiones.

Lee el testimonio personal de Ramy: El desafío de vivir en Líbano

 

Jueves, 23 de enero: Las universidades

Pasaje bíblico para el día: Romanos 12:14 “Bendigan a los que los persiguen, no maldigan.”

Las universidades en Estados Unidos: Aunque casi nunca violenta, la persecución que se experimenta en los recintos universitarios en todo Estados Unidos no es menos amenazante. De acuerdo con el Centro Estadounidense para el Derecho y la Justicia, “el aumento de la discriminación anticristiana en los recintos universitarios públicos es impresionante en su amplitud, impacto y descaro”.

En los recintos universitarios en todo el país, quienes se profesan cristianos regularmente son menospreciados, denigrados y atacados por sus creencias. En una universidad del sur de EUA, a los estudiantes de una clase intercultural de comunicación se les da la indicación de escribir el nombre “Jesús” en un pedazo de papel y pisotearlo como una manera de explorar valores interculturales. Profesores, grupos sociales y organizaciones de escuelas superiores regularmente ridiculizan a los cristianos llamándolos odiosos, fanáticos y privilegiados, entre otras etiquetas.

El Dr. Mike Adams, un profesor cristiano de criminología en la Universidad de Carolina del Norte, dijo: “A todo grupo en el campus se le protege contra la forma de hablar ofensiva, excepto a los cristianos conservadores.” Hay un caso en la corte del 9º Circuito que involucra a una fraternidad cristiana y una hermandad de mujeres en la Universidad Estatal de San Diego, que declinó estar de acuerdo con la declaración de no discriminación de la universidad de que no se le puede negar la membresía a las personas que se oponen a la fe cristiana. Como resultado, la universidad rechazó sus solicitudes para convertirse en organizaciones estudiantiles oficiales. “Eso significa que los grupos no se pueden reunir de manera gratuita en los edificios del campus, ni pueden colocar mesas en la avenida principal por donde los estudiantes caminan a diario,” dijo el abogado Jordan Lorence. “En efecto, los grupos cristianos han sido privados de los principales medios de comunicación con estudiantes y han sido relegados a un estatus de segunda clase.”

Intercesión: Oremos para que todos los cristianos en cada universidad y centro educativo sean movidos por la caridad al enfrentar la discriminación. Que sean fortalecidos con entereza, paciencia y perseverancia para que en todo lugar se viva y se proclame con poder, libremente y de manera fructífera el Evangelio de Jesucristo.

 

Viernes 24 de enero: Egipto

Pasaje bíblico para el día: 1 Pedro 4:16 Pero si alguno sufre por ser cristiano, que no se avergüence, que glorifique a Dios por llevar ese nombre.

Egipto: Hay 10 millones de cristianos que viven en Egipto, lo cual es el 10 % de la población de Egipto de 99.4 millones. La mayoría son miembros de la Iglesia Ortodoxa Copta. Egipto es el hogar de la mitad de los cristianos del Medio Oriente.

Egipto es una nación fuertemente islámica; aproximadamente el 90‑% de su población se identifica como musulmanes sunitas. Aunque los principales líderes políticos y religiosos han hablado en contra del radicalismo y han hecho llamados para hacer reformas en la enseñanza del islam, la persecución directa e indirecta contra los cristianos continúa. Particularmente en áreas rurales empobrecidas, los imanes radicales y ramas menos tolerantes del islam están creciendo en prominencia, y hay seguidores del autoproclamado Estado Islámico que han jurado hacer la guerra contra los cristianos en Egipto. Son comunes los ataques violentos.

Los cristianos en Egipto con frecuencia son víctimas de exclusión social, y enfrentan discriminación indirecta en áreas tales como la justicia, la educación y los servicios sociales básicos. En áreas rurales, las mujeres cristianas han sido blanco de secuestro y matrimonios forzados. Los creyentes cristianos de orígenes musulmanes enfrentan presión de sus familias y comunidades; pueden ser golpeados o expulsados de sus hogares y despedidos de sus empleos.

En años recientes ha habido docenas de ataques a iglesias. Por ejemplo, el 11 de diciembre de 2016, un terrorista suicida mató a 29 personas e hirió a otras 47 que estaban dando culto en la iglesia de San Pablo en El Cairo. A principios de noviembre de 2018, militantes del Estado Islámico atacaron un autobús que llevaba cristianos coptos de un monasterio en Minya, matando a ocho e hiriendo a más de 13 personas.

Pero aún en medio de esta terrible violencia, los cristianos en Egipto han mostrado gracia y perdón increíbles. Los cristianos coptos fueron nominados para el Premio Nobel de la Paz por rehusarse a la venganza.

Una de las personas que fueron heridas gravemente en el ataque de 2016 en El Cairo fue Samiha Atopi, quien dio testimonio de sentir la presencia de Jesús cerca de ella en medio del incidente y durante su tiempo en el hospital. Ella comentó: “Si pudiera conocer a la familia del atacante, la única cosa que les diría es: ¿Conocen a Jesús? Oro por que ellos puedan encontrar el buen camino.”

Intercesión: Oremos por nuestros hermanos y hermanas en Egipto, para que puedan seguir dando testimonio de Cristo con entereza y paciencia, y para que el Evangelio brote con más fuerza como resultado de su testimonio de sangre.

 

Sábado 25 de enero: Sudamérica

Pasaje bíblico para el día:  Juan 16:33 “Les he dicho estas cosas para que tengan paz. En el mundo tendrán tribulación. Pero ¡ánimo!: yo he vencido al mundo.”

En este nuestro último día de la octava de oración escucharemos de un hermano de Sudamérica, Alejandro Velosa, quien, desde su posición estratégica en Sudamérica, considera en su ensayo el ecumenismo de sangre.

Si mi iglesia sufre, yo sufro con ella.
Sí mi hermano es perseguido, yo soy perseguido también.

Estoy escribiendo acerca de la iglesia sufriente y el ‘ecumenismo de sangre.’ Pero, ¿cómo se supone que lo haga? ¿Cómo puedo escribir acerca de una iglesia que vive el martirio con valentía o acerca de mis hermanos cristianos que sufren, que son perseguidos y discriminados por declararse fieles a nuestro Señor Jesucristo, si ellos viven en países tan lejanos al mío?

Tengo dos problemas para poder hacerlo: vivo en un país en donde puedo expresar mi fe sin temer por mi vida y nunca he experimentado persecución ni sufrimiento por declarar mi fe en Cristo.

Me vienen a la mente tres preguntas. ¿Será posible que este confort aparente haya endurecido mi corazón y me haya hecho ciego para ver la necesidad y el dolor de mis hermanos cristianos? ¿En realidad estoy tan lejos de la iglesia sufriente? ¿Hay, cerca de mí, cristianos sufriendo por Cristo?

Esto es lo que he encontrado como respuesta a mis preguntas: en Colombia, mi país, de más de 49 millones de habitantes, 46 millones son cristianos. Pero a pesar de estas cifras, estamos colocados en el 47º lugar del mundo entre los países en donde es más peligroso ser cristiano (fuente: Puertas Abiertas EUA).

Actualmente la violencia contra los cristianos en mi país tiene dos fuentes principales. Por una parte, en áreas rurales, en donde los disidentes de la guerrilla y traficantes de droga controlan el territorio, los líderes eclesiales están siendo amenazados, extorsionados e incluso asesinados. En ocasiones la violencia se dirige hacia la familia del líder eclesial o hacia su comunidad de origen para desanimar a todos los que quieran convertirse al cristianismo.

En la vida diaria, la sociedad secularizada ridiculiza nuestros valores cristianos, especialmente en temas de género, matrimonio y aborto. Los partidos políticos y los ciudadanos ordinarios rechazan las opiniones basadas en la fe y tratan de imponer agendas que contradicen los valores cristianos.

También se ha reportado que los cristianos protestantes con frecuencia experimentan menos tolerancia y aceptación que los creyentes católicos.

¿Cómo se puede explicar esto? ¿Cómo puede estar sucediendo frente a mí y yo ni siquiera lo había notado? ¿Cómo pude haber pensado que la violencia contra mi iglesia estaba sucediendo muy lejos de mí?

Después de meditar en estas preguntas mis ojos se abrieron y me volví a la Palabra de Dios. Ahí, Pedro me recordó algo que nunca olvidaré:

Sean sobrios y velen. Su adversario, el Diablo, ronda como león rugiente, buscando a quién devorar. Resístanle firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos que están en el mundo soportan los mismos sufrimientos. (I Pedro 5, 8-9).

Señor, ayúdame a entender y no olvidar que los sufrimientos de mis hermanos cristianos y la persecución de la iglesia es mi sufrimiento y mi persecución. Oro por la unidad de todos los cristianos, unidad en nuestro sufrimiento, unidad en Cristo.

Intercesión: Al cerrar la octava de oración, entremos en el espíritu de oración tan bien expresado por Alejandro: “Señor, ayúdame a entender y no olvidar que los sufrimientos de mis hermanos y hermanas cristianos y la persecución de la iglesia es mi sufrimiento y mi persecución. Oro por la unidad de todos los cristianos, unidad en nuestro sufrimiento, unidad en Cristo.”

_______________

Imprimatur, Arzobispo Georges Bacouni, Arzobispo Católico Griego de Beirut y Biblos.

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.